https://youtu.be/Ujby3dt5V0U
Puedes saltarte el anuncio en 5s

Acaparamiento de océanos, el nuevo orden marino

Por favor inicia sesión o registrate para dar like.
Video

Millones de personas viven de la pesca en todo el mundo. Pero la existencia de peces pequeños está amenazada. En la India, una planta de energía dificulta la vida de este gremio; en Sri Lanka, el creciente turismo y en Costa Rica, la protección de la naturaleza.

Diferentes motivos y consecuencias similares: los pescadores se ven privados de su medio de vida. Una alianza nefasta de la política de desarrollo, el sector privado y la conservación de la naturaleza se prepara para someter las zonas costeras a un nuevo orden. Una gran planta de energía del grupo Tata en la costa oeste de la India ahuyenta a los peces y destruye así el sustento de los pescadores que han estado faenando aquí durante más de 200 años. En Sri Lanka, donde el desarrollo del turismo está regido por el Estado, la apropiación de tierras costeras está a la orden del día para que se puedan construir hoteles a la orilla del mar. Eso deja las playas cerradas para los pescadores. Pero entonces, ¿cómo van a llegar al mar y tirar sus redes? ¿De qué van a vivir? En Costa Rica, los ambientalistas del refugio nacional de fauna silvestre Barra del Colorado quieren prohibir completamente la pesca de cangrejo, que, sin embargo, es la única forma de subsistencia de los pocos habitantes de la zona desde hace generaciones. Así pues, ¿qué sentido tiene terminar con un pueblo en nombre de la protección del medio ambiente? También en Kenia, a los habitantes de los bosques de manglares costaros se les prohibió usar la leña y la madera de estos. El proyecto “Mikoko Pamoja” es la gran excepción y una esperanza, pues aquí los aldeanos repueblan los bosques de manglares. Los manglares sirven de refugio en la reproducción de los peces de agua salada y, sobre todo, filtran el CO2 del aire y lo almacenan en la madera y el suelo. Los bonos de carbono se venden en el mercado de carbono internacional y con las ganancias se hacen escuelas e infraestructuras. Y los pescadores pueden seguir pescando como lo han hecho durante siglos.

Reacciones

A nadie le gustó?

Deja un comentario